Bienvenido al blog de Undercode   Click to listen highlighted text! Bienvenido al blog de Undercode

Usuarios de Omegle victimas de sextorsión

El aislamiento por la pandemia ha llevado a millones de personas en el mundo a probar otros medios de interacción social, incluyendo las plataformas de videollamada. Omegle es una plataforma gratuita en la que cualquier usuario puede interactuar por videochat con personas de todo el mundo sin necesidad de registrarse, lo que puede resultar muy útil para algunos, aunque también conlleva sus riesgos de seguridad.

Recientemente BBC dio a conocer la historia de Michael, un jovencito que decidió usar Omegle cuando apenas tenía 14 años después de escuchar a otros chicos en su escuela hablar sobre experiencias inusuales en esta plataforma. Después de algunos días de usar la plataforma sin encontrar nada extraño, la aplicación emparejó su perfil con el de una mujer mayor que lo convenció de mostrarle imágenes explícitas de su zona íntima, a lo cual accedió sin pensar en las consecuencias: “Definitivamente era mayor que yo. Fue algo estúpido de mi parte; si pudiera volver atrás, evitaría volver a hacerlo.”

 

Ahora, algunos años después de esa experiencia, Michael reconoce que se volvió adicto a este sitio web: “Comencé a hacer otras cosas frente a la cámara, usualmente sexuales.” Si bien Omegle ofrece cierto anonimato y privacidad a los usuarios, Michael no era consciente de que al menos uno de estos encuentros fue grabado, lo que le generó problemas de forma inesperada:

“Llevaba más de un año sin ingresar a este sitio, aunque un día decidí ingresar y Omegle me emparejó con un video mío haciendo cosas de índole sexual”, agregó Michael.

El joven  de 21 años en la actualidad menciona que decidió compartir esta experiencia para que los nuevos usuarios de Omegle piensen en el riesgo de sextorsión al usar de esta plataforma.

Por su parte, Omegle no parece hacer mucho por prevenir estas prácticas. Con sede en E.U., las visitas a este sitio web se han disparado durante el último año, en parte gracias a la pandemia. Si bien la página de inicio incluye una advertencia sobre el riesgo de actividad de depredadores sexuales y especifica que no es para menores de edad, Omegle no cuenta con mecanismos de verificación de edad o identidad, ni siquiera con un medio para reportar los incidentes de seguridad.

Sarah Smith, de la organización sin fines de lucro The Internet Watch Foundation (IWF), señala los riesgos de seguridad relacionados con de uso de esta plataforma: “Esta práctica se realiza empleando bots y tienen como fin engañar y extorsionar usuarios de Omegle, usualmente menores de edad.”

Smith cree que la solución es implementar mejores mecanismos de moderación en estas plataformas, además de verificar la edad de los usuarios para proteger a los menores de edad de esta clase de actividades: “Esta es una época prolífica para los depredadores sexuales en Internet, por lo que las plataformas deben cooperar para prevenir estas actividades”, concluye la especialista.

Para conocer más sobre riesgos de seguridad informática, malware, vulnerabilidades y tecnologías de la información, no dude en ingresar al sitio web del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética (IICS).

Fuente: noticiasseguridad.com

Comentarios

comentarios

Dragora

Posts Relacionados

1 Comment

  • Muy buen articulo. Gracias por compartirlo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click to listen highlighted text!