Si tienes un ordenador con Windows, esto te interesa. Porque la compañía Microsoft acaba de anunciar una actualización de seguridad urgente – y un tanto extraña – para un error importante.

La actualización en cuestión ya ha empezado a circular hoy mismo para los ordenadores que funcionan a través de Windows 10. En cambio, los equipos que todavía operan con Windows 7 o Windows 8 no recibirán la actualización hasta el próximo martes.

A partir de ese día se iniciará también para estos ordenadores a través del servicio Windows Update. Las primeras informaciones apuntan a un fallo localizado recientemente en los procesadores de Intel, AMD y ARM.

Microsoft actualiza Windows 7 8 y 10 de emergencia

La actualización a Windows 7 8 y 10 llega de emergencia de la mano de Microsoft. Sin embargo, y tal como ha indicado The Verge, esta actualización tendrá que contar con el apoyo de algunos fabricantes de antivirus. Parece ser que, con el objetivo de que los equipos sigan funcionando correctamente será imprescindible que se incorporen nuevos parches. Y es que los cambios que trae la actualización de Windows afectan al Kernel del sistema.

Según se ha informado, esta actualización de firmware y el parche en cuestión puede hacer que los ordenadores funcionen lentamente. Por suerte, los ordenadores que incluyen procesadores Intel basados en Skylake o arquitecturas más recientes no observarán ralentización alguna.

Puede que no ocurra lo mismo con los equipos que cuenten con procesadores más antiguos. En esos casos, es probable que los usuarios noten que sus ordenadores funcionen más lento. En cualquier caso, Intel ha explicado que el buen rendimiento de los equipos dependerá de la carga de trabajo. Sin embargo, no hay información que nos permita conocer a ciencia cierta de qué manera se verán afectados los equipos antiguos.

En qué consiste el fallo detectado por Microsoft

¿Qué tipo de problema habría detectado Microsoft para lanzar una actualización tan urgente? Las informaciones proporcionadas nos hablan sobre un fallo relacionado con la manera en la que los distintos programas acceden a los contenidos que se ubican en distintas áreas de memoria del núcleo protegido.

Si los ordenadores afectados sufrieran un ataque, los criminales podrían saltarse las protecciones de acceso al kernel. En ese caso, además, las aplicaciones podrían leer el contenido de la memoria del kernel. Lo que hará Microsoft (y el resto de fabricantes) con estos parches de seguridad es separar la memoria del núcleo de los procesos que está ejecutando el usuario.

Los equipos con Linux ya están disfrutando de estos parches. Pero no ha sido hasta hoy que los ordenadores con Windows están teniendo la oportunidad de instalarlos.

Microsoft ha confirmado el problema

La de Redmond ha confirmado que, efectivamente, está lanzando un parche de seguridad para corregir este problema. En las últimas horas, Microsoft ha explicado que han tomado consciencia de la existencia de esta problemática. Cuenta que están colaborando estrechamente con los fabricantes de procesadores. Su objetivo es el de desarrollar soluciones y sistemas que puedan servir para proteger a los usuarios.

Microsoft ha explicado que se encuentran trabajando en actualizaciones de seguridadque puedan proteger a los usuarios de Windows, contra las vulnerabilidades que afectan a los chips Intel, ARM y AMD.

Por suerte, Microsoft también ha confirmado que de momento no han tenido noticia de que se haya usado esta vulnerabilidad para atacar a los usuarios. Tras la instalación, parece que todos estarían a salvo.

Fuente:

tuexperto.com

Posts Relacionados

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *
Puedes usar tags HTML y los atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code class="" title="" data-url=""> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> <pre class="" title="" data-url=""> <span class="" title="" data-url="">