Estados Unidos y la Unión Europea llevan años intentando acercar legislaciones en pos de un futuro tratado de comercio internacional. A pesar de que ambos gobiernos están por la labor, es complicado homogeneizar legislaciones que, en algunos casos, son tan dispares que no se puede alcanzar un acuerdo sin que una de las partes acabe perjudicada.

En el marco de estas negociaciones, los gobiernos europeos han dado luz verde a una legislación que será aprobada por el Parlamento Europeo la próxima semana. Esta legislación permitirá que las empresas privadas americanas puedan acceder a los datos de los ciudadanos europeos de manera más segura para los ciudadanos europeos, frente a la anterior e insegura legislación de 2015.

El objetivo principal de este acuerdo es ayudar a empresas que actúan en ambos países a poder unificar sus redes de datos, y poder transferirlos más fácilmente. Empresas como Google, Facebook o Mastercard llevaban casi un año en un limbo administrativo debido a que la Unión Europea tumbó la anterior legislación debido a que temían que los Estados Unidos pudieran acceder irrumpir espiando a los ciudadanos, incumpliendo la Ley de Protección de Datos europea.

Hoy se ha aprobado un nuevo marco para que estas transacciones de datos transatlánticos sean más seguras. El anterior acuerdo se llamaba Safe Harbour, y el nuevo pasará a llamarse Privacy Shield. Con ello, se espera que los datos de los ciudadanos europeos estén protegidos cuando sean traspasados a servidores americanos.

La información transferida anteriormente, durante 15 años entre Estados Unidos y la Unión Europea, contenía datos como información fiscal de los trabajadores, y datos sobre los usuarios, que eran utilizados con fines publicitarios de cara a lanzarles publicidad personalizada, lo cual es de vital importancia para las empresas tecnológicas. La Ley anterior permitía a Estados Unidos transferir los datos de manera no segura argumentando que “una vez llegaban a servidores americanos, estos eran almacenados cumpliendo los estándares de seguridad europeos”. Debido a que la Unión Europea no confiaba en esto, en octubre de 2015 declaró inválida la ley Safe Harbour y la transferencia de datos realizada de esa manera.

La desconfianza inicial de la Unión Europea hacia Estados Unidos vino originada por las revelaciones de Edward Snowden sobre la NSA en 2012 y las medidas espía de Estados Unidos sobre sus ciudadanos, y acabó culminando con el bloqueo temporal de la transferencia de datos hasta que hubiera un marco legal seguro sobre el que operar. A partir de la semana que viene, lo habrá.

Fuente:adslzone.net

Posts Relacionados

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *
Puedes usar tags HTML y los atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code class="" title="" data-url=""> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> <pre class="" title="" data-url=""> <span class="" title="" data-url="">