internet

Conectados a Internet

Estar permanentemente conectados a internet en una constante de este siglo. La comunicación en tiempo real, la multiplicidad de aplicaciones para dispositivos móviles comprueban la afirmación inicial.

Esto no solo ha disparado el consumo de internet en términos económicos, sino que es conocida la necesidad de implementación del Protocolo de Internet versión 6  (IPv6), en reemplazo del IPv4.

A todo esto súmese que podemos desplazarnos a sitios donde se pierde la conexión a internet o los precios por servicios de datos móviles son excesivos.

De ahí, que florezcan las aplicaciones tanto para móviles u  ordenadores, que permiten disfrutar de   servicios como videos, música, sin depender de la conexión a internet.

Escribes en el famoso buscador descargar snaptube gratis y ahí está a disposición libre y  sin costo para el usuario. Tampoco faltan los “trucos” para bajar videos de YouTube con el fin de visionarlos sin estar enlazados a internet.

Hay quienes hablan de un nuevo paradigma: la dependencia tecnológica. El punto clave, está en cómo la manejamos o convivimos con ella es nuestras vidas.

El usuario descarga, no lee términos de uso y acepta. El automatismo conspira contra la seguridad; pero la necesidad de conexión o incluso de facilitar la ejecución de actividades cotidianas, se impone.

¿Qué deberíamos considerar al instalar una aplicación?

 

internet

En primer lugar, lee los comentarios de la aplicación. No son definitorios pero orientan.

En segundo término, lee los permisos que la aplicación solicita, esto es, al tiempo de la instalación la app solicita el acceso a ciertas funciones del equipo o dispositivo.

Este es un punto clave al que necesariamente debemos estar atentos. Ya que por ejemplo, el acceso a datos sensibles, no se justifica.

Desde luego, que si se trata de una app de localización o mapas, acceder al GPS va de suyo.

Otro aspecto a considerar es la solicitud de pagos; que aunque se trate de aplicaciones gratuitas, no pocas veces suscriben a nuevas funcionalidades que son de pago.

Unido al punto anterior, tener cuidado con las confirmaciones solicitadas vía SMS a tu número telefónico. Suelen ser de pago, y con costos adicionales.

Asimismo, el acceso a internet y a las redes WI-Fi parece obvio, cuando se trata de app de descarga o para la comunicación en línea.

Por último, salvo app de edición, es innecesario conceder permisos de acceso a fotos o documentos.

Vale acotar que  en las aplicaciones que ya tengas instaladas, revisa la configuración. Casi siempre es posible activarle restricciones o quitar permisos. Si no fuera así, plantéate la posibilidad de sustituirla por otra donde tú tengas el control.

La lectura atenta en el momento de instalar es uno de los remedios fundamentales para evitarte sorpresas de costos inesperados o el acceso a datos/información que no queremos compartir.

Erradica la mala práctica de dar clic y siguiente sin informarte sobre lo que aceptas. La concientización de buenas prácticas nos permite una mejor convivencia con la tecnología.

La dependencia tecnológica nos trasciende, no podemos prescindir de ella; pero podemos estar alertas con aquellas que empleamos. En última instancia, aspiran a hacernos la vida más sencilla.

Posts Relacionados

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *
Puedes usar tags HTML y los atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code class="" title="" data-url=""> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> <pre class="" title="" data-url=""> <span class="" title="" data-url="">