Los analistas de ciberseguridad llegaron a un consenso de que los Hackers Rusos podrían estar utilizando dicho país como un campo de pruebas para los ataques que algún día piensan hacer en Estados Unidos. Cuando surgió la noticia de que los piratas informáticos habían estado atacando a varias eléctricas estadounidenses e incluyendo una de sus instalaciones  nucleares ubicada en Kansas parecía posible que ese día llegara.

El Hackeo

El Departamento de Seguridad Nacional  y FBI han unido fuerzas para luchar y ayudar a varias empresas de energía de EE.UU,  contra las intrusiones de los piratas informáticos. Lo más preocupante es que los objetivos  de esos ataques incluyeron la central nuclear de Wolf Creek, cerca de Burlington, Kansas, el cual causo temores de que dicho ataque que no sólo podría causar interrupciones eléctricas generalizadas, sino que potencialmente inhabilitaría los sistemas de seguridad nuclear.

Tan preocupante son las palabras “hack” y “nuclear” cuando están unidas en la misma frase. La gravedad de cualquier ataque del sistema de control industrial depende de si los hackers lograron comprometer no sólo sus sistemas informáticos tradicionales, sino también los sistemas mucho más oscuros, los que están menos  conectados a Internet que realmente manipulan los equipos físicos. Hasta ahora no está claro cuántos objetivos de los hackers han sido violados en absoluto, por no mencionar ninguna evidencia de que los atacantes lograron acceder a las redes de control de los objetivos reales del sistema.

“Éstas eran redes de negocios, no sistemas informáticos cercanos a los sistemas operacionales”, dice Robert M. Lee, el fundador de la empresa de seguridad cibernética Dragos, que dice tener conocimiento indirecto de los incidentes. “Por un lado está preocupado, y por el otro, está lejos de estar cerca de los sistemas de control industrial”.

¿Quién está detrás del ataque?

Las sospechas inmediatas es que Rusia puede estar sentando las bases para los ataques de la red eléctrica en los Estados Unidos, pero  ninguna huella digital ha atado los ataques a ningún grupo específico lo cual permite deducir que si no fue Rusia pudo ser un pirata  o un grupo de piratas informáticos sin ligues con un estado-nacion.

Por otra parte las sospechas provienen de que parte de la historia reciente: Rusia probablemente ha tratado de sembrar las semillas para los ataques de la red eléctrica en Estados Unidos antes. En 2014, el Department of Homeland Security advirtió que los hackers habían infectado múltiples redes de las compañías eléctricas estadounidenses con un malware conocido como Black Energy. La firma de seguridad cibernética FireEye vinculó esas infecciones a un grupo de hackers que llamó Sandworm, que se cree que es ruso basado en pistas como un servidor abiertamente accesible vinculado al grupo que contiene documentos en ruso.

Creditos: Graphixx

Posts Relacionados

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *
Puedes usar tags HTML y los atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code class="" title="" data-url=""> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> <pre class="" title="" data-url=""> <span class="" title="" data-url="">