Una vez más: redes Sociales y malware

Las redes sociales son un fenómeno en expansión. Participar de ellas,  es tan fácil como tomar la decisión de crear una cuenta en Facebook por mencionar la más popular.

Los estudiosos del tema señalan distintas perspectivas, tanto por el lado de las ventajas como el de los inconvenientes.   Desde las contras: publicaciones falsas, la difusión de estafas,  la propagación de malware y códigos malignos, son preocupaciones de los expertos informáticos.

El desconocimiento y la ausencia de seguridad se tornan los elementos claves en toda esta problemática.

En estos días circula una noticia en diversos portales informáticos que, precisamente, alude a que se ha conseguido introducir códigos maliciosos en archivos de imágenes que circulan por Facebook y LinkedIn.

facebook

Técnica de Imagegate

La delincuencia cibernética se sirve de la popularidad de las redes sociales y la repetida práctica de compartir imágenes para incursionar en dispositivos ajenos.

Es así que  la empresa de seguridad Check Point puso en aviso a los usuarios de las redes sociales (principalmente a los users de Facebook), debido a esta nueva técnica que los investigadores han denominado como “Imagegate”.

Se advierte sobre el riesgo que esconden algunas imágenes ya que los delincuentes  son capaces de introducir  códigos virales en archivos con extensiones relativamente seguras como SVG, JS, o HTA, pero también en las más extendidas para fotografías como JPG o PNG.

Más allá de la ingeniería social, el objetivo  del código malicioso una vez que el equipo es infectado, es posibilitar el despliegue de instrucciones orientadas a un provecho propio: espiar, spam, infección de ransomware, transformar el ordenador en una PC Zombie, entre los más comunes.

De allí que se advierta que no se descarguen imágenes que puedan estar infectadas de este malware, no se haga clic en enlaces de fuentes desconocidas  -aún con apariencia inofensiva- que puede llevarnos a descargar sofware malicioso.

Por su parte, desde Facebook han respondido a través de un portavoz que :  “sus datos indican que sus usuarios están a salvo de estas prácticas, mientras culpan a determinadas extensiones del navegador Chrome (propiedad de Google), que no estaría funcionando correctamente”.

Recomendaciones: escepticismo y alerta

Las redes permiten una comunicación constante prácticamente en tiempo real; pero es cuna de oportunismo para el engaño. Para aquellos que las usan, no solo se tiene  que pensar en soluciones de seguridad, sino dotarse de una dosis de escepticismo para no caer en el facilismo de las trampas o aquello que por demasiado bueno, no es cierto.

Si además se suma, el  evitar aceptar extraños y con una buena configuración de privacidad, es posible rescatar -para quienes las eligen- los aspectos positivos de las redes sociales; de los que posiblemente podremos hablar en otra entrada.

Posts Relacionados

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *
Puedes usar tags HTML y los atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code class="" title="" data-url=""> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> <pre class="" title="" data-url=""> <span class="" title="" data-url="">